Silverio Quevedo Elox / En la mira

Los ‘contras’ de Pepe Yunes

2017-08-12

Algunos espacios ya consignaron la convocatoria que tuvo el senador veracruzano, José Yunes Zorrilla al presidir la Mesa de Programa de Acción de la XXII Asamblea Nacional Ordinaria del PRI, que culmina este sábado con su sesión plenaria.
En la cena como ya ha sido multicitado estuvieron presentes los secretarios de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong; de Economía, Ildefonso Guajardo Villarreal; de Salud, José Narro Robles; de Desarrollo Social, Luis Miranda Nava; de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruíz Esparza; así como el director general de Pemex, José Antonio González Anaya.
También acudieron el gobernador electo del Estado de México, Alfredo Del Mazo; la secretaria general del CEN del PRI, Claudia Ruíz Massieu; y el ex secretario de Gobernación y ex candidato presidencial Francisco Labastida Ochoa.
Parece que para los medios de comunicación, portales informativos, periódicos, y agencias en medios electrónicos no hubo otra noticia. Incluso por encima de los estragos que ocasionó el huracán Franklin y toda su trayectoria amenazante.
Por ello llama la atención que pese al despliegue informativo sobre lo ocurrido en la mesa de Yunes Zorrilla no se haya consignado otro aspecto de la grilla priista rumbo a la sucesión de la gubernatura en el próximo año.
Lo que no se supo fue lo que se comentó off the récord ya que trascendió que en el mismo sitio fue el ex candidato presidencial del PRI en el 2000 el que “destapó” prácticamente a Pepe Yunes como el más viable aspirante a la gubernatura de Veracruz por el tricolor.
En política los “pre destapes” no son coincidencia y por eso en cuanto se supo las conversaciones de esa mesa petit comité de inmediato comenzó a tocarse el tema, desde nerviosismo hasta críticas al anuncio.
Entre ellos se encuentran varios legisladores federales priistas quien ya han tratado desmentir y minimizar la información de este “pre destape” en Toluca.
No obstante ya había corrido como “reguero de pólvora” la filtración y poco pudieron hacer al respecto. Aunque cuando se le preguntaba a algún diputado federal si el tema era cierto sólo emitían un escueto: “NO”. Y sus razones debe tener sin duda para negarlo.
En la sucesión priista en la entidad cada quien sus intereses, sobre todo, si se toma en cuenta que también depende del nombre que se baraja para ser el elegido y la fuerza que demuestren para ir por preservar el poder de Los Pinos, que se ve muy complicado.
Esos mismos personajes que intentaban desmentir lo dicho por el ex senador sinaloense son los mismos que el 13 de diciembre del 2015 estuvieron sentados en aquella famosa cena en Casa Veracruz con Duarte y en donde la información más importante fue “Pepe no va” y ahí se afianzó Héctor Yunes Landa para el 2016.
Ahora las cosas han cambiado y si por lo menos se sigue apuntando para luchar por el PRI a estos diputados no les conviene que sea quien podría salir nominado, puesto que ya se encuentran “quemados” con el de Perote.
Las reacciones no se han hecho esperar y más de uno de los priistas señalaron, obvio como se ha dicho, los que no están dentro del proyecto del peroteño, que en el PRI lo que diga Labastida Ochoa tiene la fuerza de un “tehuacán sin gas”.
Pero lo que ya se les olvidó que su clase política así actúa para realizar el famoso rito del “destape”, puede ser “Juan de las Pitas” pero si trae “línea” entonces su pronunciamiento tiene el mismo valor que Ochoa Reza, Beltrones, Gamboa o cualquier otro militante de la cúpula.
En el PRI parecen volver al mismo esquema, y uno de ellos es precisamente el “destape”. Faltará mucho por ver dentro del PRI pero lo que es cierto que si este partido quiere dar la pelea deben definir ya al candidato y evitar los estiras y afloja y toda la guerra intestina que los llevó a la derrota con Héctor Yunes.

IMAGEN DE VERACRUZ

Dirección: Ruiz Cortines #1917 Fracc.Jardines de Virginia, Boca del Río, Ver.

Teléfonos: (229) 923 2550

Todos los Derechos Reservados - Copyright 2014