Francisco J. Ávila Camberos / Preguntas, retos y tareas

Consejos para los que se van

2017-08-12

Tal y como sucede durante los últimos meses de su período como presidentes municipales, los alcaldes salientes están sujetos a una serie de presiones enormes y lo que es peor, van quedándose solos y sin recursos.
Algunos funcionarios que llegaron con ellos al inicio de su administración, van bajando la guardia y abandonando el barco.
Salvo excepciones honrosas y bastante escasas, muchos de sus colaboradores se olvidan de sus responsabilidades, descuidan su trabajo y empiezan a buscar empleo o a tratar de acomodarse en las administraciones que están por iniciar.
Algunos más, sabiendo que a fin de año quedarán desempleados, empiezan a robarse todo lo que pueden. Hay que aclarar que si los alcaldes salientes no se ponen a tiempo las pilas y vigilan bien el patrimonio municipal, los alcaldes entrantes los responsabilizarán de todo lo que falte y con mayor razón si son de otro partido.
El vacío de autoridad que se genera durante la transición, hace que los malos servidores públicos desaparezcan información y se roben computadoras, mobiliario climas y hasta vehículos.
Hay casos patéticos donde en algunos municipios, los alcaldes entrantes llegan al palacio municipal y descubren que hasta las sillas desaparecieron.
Esta práctica perversa de arrasar con lo ajeno, con lo que es de la comunidad, debe denunciarse y sancionarse severamente con toda oportunidad.
Otras presiones que deberán soportar los alcaldes que ya se van, son las de los malos servidores públicos municipales que desean pensionarse sin tener derecho a ello, porque no tienen el número de años laborados que la Ley establece. Estos empleados abusivos, pretenden seguir viviendo de nosotros los ciudadanos, sin dar golpe y sin merecerlo.
Si para evitarse la pena de estar enfrentando molestas peticiones de esta naturaleza, los alcaldes salientes terminan cediendo, incurrirán en responsabilidad legal y correrán el riesgo de que una sociedad cada vez más enterada y más indignada, como la actual, exija cárcel para quienes no pudieron o no quisieron cumplir con sus obligaciones.
También deberán los alcaldes salientes mandar a volar a todos los funcionarios y ediles que diariamente los presionan para dejar basificado a los colaboradores que llegaron con ellos, muchos de los cuales solo iban a cobrar sin desquitar el sueldo, porque su trabajo fue escaso o de plano nulo. El colmo es que otros más desean conseguirle base a su parentela y a quienes ni siquiera trabajaron en los ayuntamientos.
Los gobiernos municipales en su mayoría tienen personal de sobra. No permitamos que metan en la nómina a gente innecesaria y muchas veces floja e improductiva, porque de continuar con esta nociva práctica, llegará el momento en que todos nuestros impuestos se usarán en pagar salarios y no habrá dinero alguno para obras y servicios.
Por eso jamás les alcanza el dinero a la mayoría de los ayuntamientos. Por eso no pueden satisfacer las demandas de la ciudadanía. Por eso pagan bajos salarios a los empleados que si trabajan y si desquitan su sueldo.
Ojalá y los alcaldes salientes recapaciten y realmente cuiden nuestro patrimonio.
Ojalá y los alcaldes entrantes revisen a fondo todo lo que les entregan, para que no les tomen el pelo, ni les den gato por liebre.
Hay tantas cosas por mejorar en México. Podríamos empezar por esto.
¿No les parece a ustedes?
Muchas gracias y buen fin de semana.

IMAGEN DE VERACRUZ

Dirección: Ruiz Cortines #1917 Fracc.Jardines de Virginia, Boca del Río, Ver.

Teléfonos: (229) 923 2550

Todos los Derechos Reservados - Copyright 2014