Veracruz

Niños alegran a habitantes de la Casa del Abuelo

Adultos mayores comparten sus experiencias con los pequeños

Ampliar Foto  
Boca del Río: Margarita gusta de inculcar en los niños el valor de la cooperación familiar. / Wenceslao Fuentes
Google+

Carime Totosaus / Boca del Río
2017-03-20 15:03:59

En la casa del abuelo de Boca del Río se realizó un convivio entre dos generaciones: los niños que están en edad de aprender y los adultos mayores que les causa alegría compartir sus experiencias.

Durante la actividad, los abuelos no dejaron de sonrientes a pesar de los padecimientos que sufren a causa de la edad, pues esto no les ha quitado las ganas de disfrutar la vida.

Tal es el caso de Belia Ayala, quien aunque no escucha muy bien no pierde las ganas de platicar con los niños que le inyectan felicidad con sus preguntas ocurrentes.

Tiene 82 años, se dedicó a cuidado de sus cuatro hijos que la visitan seguido. Ella comenta que fue pionera de las mujeres trabajadoras, ya que estudio corte y confección, lo que le provocaba mucha satisfacción al ver que alguien usaba sus diseños.

“Mi pasión era confeccionar, cosía mucho en la maquina, ya después tuve que dejarlo porque ya estoy grande”, explicó.

Cooperación en la familia
Margarita Rivera fue otra de las animadas con la visita. Cuenta que le gusta enseñar a los niños a que sean útiles y que desde pequeños que hagan sus quehaceres, que ayuden a sus papás en las labores del hogar porque la cooperación en la familia es una tradición que se ha roto en estos días.

Margarita es muy risueña a sus casi 80 años. La vida de matrimonio le dejó tres hijos, de los cuales uno ya murió, pero sigue apoyándose en los que tiene con vida.
Una nieta que es doctora es quien está más cerca a ella: la lleva a los lugares a los que tiene que acudir debido a que usa bastón para poder caminar, y sufre de algunos ataques.

Transmite entusiasmo
Sotero Guevara, otro abuelo de 79 años, tampoco se queda atrás en cuanto a entusiasmo se refiere.

Este señor vivió tiempos duros en su juventud, ya que dice que lo casaron a la fuerza porque era muy enamorado.

Le apasionaba andar en moto lo que le causó una fractura en la pierna izquierda que hasta el día de hoy no le ha sanado del todo. La mala combinación de velocidad con adrenalina hizo que se volcara de la motocicleta, dejándole esta fractura desde hace 25 años.

Sotero no ha perdido su espíritu aventurero ni con el accidente que vivió, al contrario, ahora trata por todos los medios de convencer a sus cuatro hijos de que lo lleven de viaje, a pasear por Tierra Blanca y sus alrededores.

La cara se le llena de alegría al recordar sus buenos tiempos, no lo ve con melancolía, ha aprendido de sus errores para seguir con el mismo impulso.
El vital abuelo asegura que le gusta asistir a las fiestas de sus amigos contemporáneos jubilados, así como compañeros de la Casa del Abuelo quienes siempre encuentran un motivo para celebrar.

“Se pasa el día y ni lo sentimos porque todos le echamos montón al problema”, dice Sotero, mientras lo niños lo escuchan atentos.


IMAGEN DE VERACRUZ

Dirección: Ruiz Cortines #1917 Fracc.Jardines de Virginia, Boca del Río, Ver.

Teléfonos: (229) 923 2550

Todos los Derechos Reservados - Copyright 2014